Pelos enquistados en el afeitado, cómo prevenirlos

Una de las cosas frustrantes de los pelos enquistados es su dificultad para identificarlos. A veces nos equivocamos y, posteriormente, se tratan mal o se ignoran porque pueden confundirse con un grano o un quiste.

Los pelos enquistados son simplemente un pelos que se enroscan en la piel en lugar de crecer hacia fuera y perpendicularmente a ella. Los pelos encarnados básicamente crecen hacia los lados en lugar de hacia fuera.

Suelen causar irritación, pero el aspecto visual de un vello enquistado puede variar. Algunos parecen un bulto rojo elevado. Otros parecen simplemente una llaga dolorosa. Y algunos no tienen ninguna decoloración, sino que simplemente parecen un bulto bajo la piel. La mayoría de las veces los signos visuales de un pelo enquistado te ayudarán a saber lo avanzado que está.

Los pequeños pelos enquistados de color rojo, también conocidos como protuberancias de la maquinilla de afeitar, suelen ser muy recientes. Sin embargo, cuando se trata de una gran protuberancia debajo de la piel, es un buen indicio de que tienes uno bastante avanzado.

Este tipo de pelo son más comunes en los hombres que tienen el cabello rizado, pero cualquiera puede tenerlos al afeitarse. La buena noticia es que no son demasiado graves y no causarán ningún problema siempre que no dejes que se infecten. Sin embargo, eso no los hace menos molestos o irritantes.

Las 7 causas más comunes de los pelos enquistados y cómo prevenirlas

Por desgracia, no existe un plan 100% infalible para prevenir los pelos enquistados. Incluso hoy en día, después de toda la experiencia atesorada, me salen de vez en cuando después de un afeitado descuidado, aunque ya no surgen tan a menudo como antes. Ya no son tan malos o irritantes porque reconozco lo que son mucho antes y actúo en consecuencia.

Creo que la mayoría de los usuarios pueden reducir significativamente la frecuencia de los pelos enquistados haciendo unos pequeños cambios en su rutina de afeitado.

Sin embargo, antes de entrar en las posibles soluciones sobre cómo prevenir o tratar los pelos enquistados, creo que hay que entender qué los causa en primer lugar. La genética puede desempeñar un papel importante en la propensión a tener vellos encarnados, pero para la mayoría de los hombres hay una causa y un efecto.

En otras palabras, la mayoría de usuarios están haciendo algo mal mientras se afeitan y eso es lo que causa esta situación. Así que si podemos saber lo que estás haciendo para causarlos, debería ser bastante fácil hacer una corrección y prevenir, o al menos reducir, su magnitud y frecuencia.

Formación de pelos enquistados

1) Afeitarse a contrapelo

Puedo darte muchas razones para no afeitarte a contrapelo, y prevenir los pelos enquistados es la primera de la lista. Si te afeitas a contrapelo, básicamente estás levantando el vello y cortándolo ligeramente por debajo de la superficie de la piel y, una vez que el folículo piloso se ha cortado por debajo de la piel, tiene la opción de crecer en una dirección distinta a la recta.

Solución: Aféitate en dirección al crecimiento de la barba. Afeitarse a contrapelo causa más problemas que beneficios. Si quieres un afeitado más apurado, utiliza una cuchilla más afilada o una maquinilla más agresiva. Si sientes que necesitas afeitarte a contrapelo para conseguir un afeitado suave, hazlo en tu segunda o tercera pasada. En este momento, la cuchilla es mucho menos áspera en la cara y es mucho menos probable que se produzca un vello encarnado.

2) Utilizar una maquinilla de afeitar de varias hojas

Sí, soy un defensor de las maquinillas de afeitar de una sola hoja, ya sea una maquinilla de afeitar clásica o una navaja de barbero, ya he dado mi opinión sobre las maquinillas de afeitar de varias hojas y por qué creo que las rasuradoras de una sola hoja son muy superiores. Pero no se trata sólo de mis preferencias, cuando utilizas una maquinilla de afeitar de varias hojas, es mucho más probable que un pelo quede atrapado entre dos de las hojas. ¿Y qué supone esto? Si el pelo queda atrapado, no se puede cortar. En lugar de eso, básicamente es arrancado. Cuando te afeitas, cortas los pelos, no los arrancas uno a uno como harías con unas pinzas. Una vez más, esto hace que sea menos predecible la dirección en la que volverá a crecer el vello.

Solución: Deshazte de la maquinilla de afeitar de varias hojas y cambia a algún tipo de maquinilla de afeitar de una sola hoja. Si buscas una transición bastante fácil que no te lleve demasiado tiempo aprender, te recomiendo que compres una maquinilla de afeitar clásica. Las navajas de barbero o las Shavettes son otra gran opción, pero son mucho más difíciles de aprender a usar y su uso añadirá algo de tiempo a tu rutina de afeitado. El cambio a cualquiera de estas opciones tendrá un gran impacto en la disminución de los pelos enquistados que se producen al afeitarse.

3) Mala técnica de afeitado

Creo que afeitarse a contrapelo en la primera pasada puede considerarse una mala técnica, aunque no lo incluiré en esta categoría. ¿Qué más constituye una mala técnica? Aplicar presión y afeitar en un ángulo incorrecto y, por desgracia, las maquinillas de afeitar de varias hojas fomentan la mala técnica. ¿Por qué? Bueno, cuando usas una maquinilla de afeitar barata, desechable o de cartucho, no tiene peso, así que tienes que aplicar presión, lo que no es bueno. Además, muchas de ellas tienen cabezales de afeitado que pivotan, lo que te permite utilizar prácticamente cualquier ángulo que desees. Desgraciadamente, estos dos errores pueden provocar la aparición de pelos enquistados, ya que pueden arrancar folículos pilosos enteros de la raíz en lugar de afeitar sólo el vello de la superficie, por lo que cuando el folículo piloso vuelve a crecer, no lo hace en el ángulo correcto.

Solución: Sigue trabajando en tu técnica de afeitado en húmedo intentando aplicar menos presión y utilizar el ángulo correcto. Una señal obvia de que necesitas trabajar en tu técnica es si sufres bastante irritación en el afeitado. La irritación de la cuchilla es la forma en que tu cara y tu cuello te hablan y te dicen que necesitas corregir algo en tu técnica. Una de mis recomendaciones sería conseguir un bloque de alumbre. Una de las muchas ventajas de los bloques de alumbre es que te proporcionan información sobre la calidad de tu afeitado. Cuando lo frotas en la cara, te escuece en algunas zonas y esas son las áreas en las que tienes que mejorar tu técnica.

4) Mala preparación antes del afeitado

No prepararse es prepararse para fracasar. Eso es tan cierto en el afeitado como en la vida. ¿Para qué sirve preparar la cara antes del afeitado? Hidratar la cara, asegurarse de que hay una lubricación adecuada y levantar y ablandar los folículos pilosos. Al ablandar y levantar el vello, estás dando a tu maquinilla de afeitar un empujoncito extra cuando tiene que cortar la barba y te aseguras de que lo corta en el ángulo correcto para que pueda volver a crecer.

Solución: No hay una «talla única» cuando se trata de la preparación previa al afeitado. Sin duda, recomiendo suavizar la barba con una ducha caliente o un lavado de cara, seguido de la aplicación de un aceite para antes del afeitado y, por último, aplicar la espuma con una buena brocha de afeitar. Pero no todos los hombres necesitan seguir todos estos pasos, algunos pueden simplemente darse una ducha caliente y su cara está lista para funcionar porque ya tienen la piel grasa.

Si no haces mucha preparación antes del afeitado, tal vez deberías darle una vuelta. Los aceites para antes del afeitado suavizan el vello y proporcionan una capa extra de lubricante para que la cuchilla de afeitar no corte «bajo» la piel, mientras que las brochas de afeitar son estupendas para ayudar a exfoliar la piel y asegurarse de que todos tus pequeños folículos pilosos están masajeados y listos para salir. Si no usas ninguno de ellos, te recomiendo que empieces a hacerlo.

5) No hay tratamiento post afeitado

Puede que pienses que has terminado de afeitarte una vez que has guardado la maquinilla. Pero no es así. Es importante empezar a «prepararse» para el siguiente afeitado. Si dejas que tu piel se seque y se quede «dañada» va a afectar a la salud del crecimiento de tu barba. La piel muerta hace que el pelo quiera crecer hacia los lados e inhibe el crecimiento hacia afuera. Así que tienes que asegurarte de que estás hidratando y exfoliando entre afeitados.

Solución: Es muy importante que desarrolles una buena rutina para después del afeitado y que la cumplas. Algunos hombres necesitan exfoliarse y/o hidratarse todos los días. Otros sólo tendrán que hacer una cosa u otra cada dos días. En general, asegúrate de que haces todo lo posible para mantener tu piel sana, lo que a su vez favorece el crecimiento del vello. Esto incluye el tratamiento de las heridas y cortes, el tratamiento de las quemaduras por afeitado, la hidratación y la exfoliación. Puede parecer mucho, pero en realidad no es tanto trabajo una vez que se ha convertido en parte de tu rutina. Y puede tener un gran impacto.

6) Utilizar cuchillas sin filo

Las cuchillas sin filo son ineficaces y no afeitan bien. De hecho, en lugar de afeitar la barba, una cuchilla sin filo se limitará a tirar del vello como lo hace una cuchilla múltiple. Esto no es eficaz.

Solución: Es muy importante que encuentres una cuchilla de afeitar clásica que tenga un buen equilibrio entre afilado y suavidad para tu cara. Básicamente necesitas encontrar una hoja que esté lo suficientemente afilada para afeitar tu barba pero que sea lo suficientemente suave para que no sea demasiado agresiva con tu rostro. Esto probablemente requerirá un poco de ensayo y error probando diferentes cuchillas hasta encontrar la correcta.

Un error que veo que cometen mucho los principiantes es que utilizan una cuchilla demasiado suave para su barba. No digo que todas maquinillas en húmedo necesiten una cuchilla ultra afilada como la Feather, pero no te dejes intimidar por una cuchilla con un afilado superior a la media. Hay cuchillas afiladas que ofrecen una buena cantidad de suavidad. El problema es que si utilizas una cuchilla demasiado suave, será imposible utilizar la técnica adecuada porque volverás a los malos hábitos y tendrás que aplicar presión con la maquinilla.

Una última cosa: asegúrate de que cambias las cuchillas adecuadamente. La longevidad de las cuchillas varia de un usuario a otro dependiendo de muchos factores, pero no te quedes con una cuchilla vieja demasiado tiempo.

7) La genética

Desgraciadamente, la genética puede desempeñar un papel muy importante a la hora de decidir si eres o no propenso a tener pelos enquistados. Los hombres con pelo naturalmente rizado o grueso son más propensos a tener un pelo enquistado que los hombres con pelo liso y fino.

Solución: Realmente creo que si sigues las soluciones a las primeras 6 causas de los pelos enquistados, los tendrás con mucha menos frecuencia. Pero si estás haciendo todo lo demás bien y sigues sufriendo este problema, te recomiendo que te afeites con un poco menos de frecuencia. Si te afeitas cada día puedes empezar a hacerlo cada dos o tres días. Esto dará tiempo a que tu barba crezca un poco más, por lo que si el vello es un poco más largo cuando lo cortas, es mucho menos probable que lo afeites en el ángulo equivocado. Desgraciadamente, no todos los pueden llevar una barba incipiente en la oficina. Pero si no es tu caso, te recomiendo que te afeites un poco menos a menudo, veras como consigues un mayor impacto.

¿Dónde suelen aparecer los pelos enquistados después del afeitado?

Puedes tener un pelo enquistado en casi cualquier lugar donde te afeites, pero la zona más común en la que la mayoría tenemos pelos enquistados después del afeitado es en el cuello, especialmente en la parte inferior. ¿Por qué? Porque la mayoría no nos afeitamos en la dirección correcta en esa parte del cuello.

Si nunca te has tomado el tiempo de trazar el mapa de tu barba, deberías asegurarte y tomarte un tiempo para hacerlo. Es una gran experiencia de aprendizaje.

Sin embargo, en la mayoría de los hombres, el vello de la cara y de la parte superior del cuello crece en dirección hacia fuera o hacia abajo, por lo que es intuitivo afeitarse en dirección hacia abajo, lo que también coincide con el grano. Sin embargo, el grano de la barba suele cambiar de dirección en alguna parte del cuello y los pelos empiezan a apuntar más hacia arriba o hacia los lados. Por lo tanto, tienen que afeitarse la parte inferior de la zona del cuello con un trazo hacia arriba o hacia los lados para seguir la dirección del crecimiento de la barba.

¿Qué debo hacer ante los pelos enquistados después de afeitarme?

La mayoría de los pelos enquistados acaban desapareciendo por sí solos. Pero algunos de los más profundos pueden permanecer durante un tiempo. ¿Qué podemos hacer?

En primer lugar, no lo irrites demasiado. No te pases de la raya o empeorarás la mancha. Sin embargo, hay un par de cosas que puedes hacer en casa para intentar eliminar el vello.

Utiliza una esponja vegetal o un cepillo de dientes para intentar exfoliar la mancha. No te frotes la piel hasta dejarla en carne viva, pero un suave masaje en la zona puede eliminar parte de la piel muerta y ablandar la barba lo suficiente como para levantar el vello.

Aplica algún medicamento para el acné. Esto debería ayudar a reducir la inflamación y, con suerte, a levantar el vello de la piel.

Utiliza unas pinzas para levantar ligeramente el vello y poder afeitarlo después. No arranques el vello.

Si no puedes tratar el vello encarnado por tu cuenta o parece que se ha infectado, debes acudir al médico para que te lo quite. Es una molestia tener que pedir cita con el médico y acudir, pero es un procedimiento bastante sencillo y no tendrás que preocuparte de que empeore. Solo tienes que llamar a tu médico de cabecera y ellos mismos podrán hacerlo o recomendarte un dermatólogo.

9 reglas que debes seguir para prevenir los pelos enquistados

  1. Afeitarse siempre a favor del crecimiento del vello.
  2. Aféitate con una maquinilla de afeitar de una sola hoja.
  3. Aprenda la técnica correcta de afeitado en húmedo y utilice una buena forma al afeitarse.
  4. Prepare adecuadamente su barba antes de afeitarse.
  5. Exfoliar e hidratar con la frecuencia necesaria.
  6. No se afeite nunca con una cuchilla desafilada.
  7. Utiliza una brocha de afeitar para aplicar la espuma.
  8. No te afeites con tanta frecuencia, deja que crezca algo de barba antes de volver a afeitarte.
  9. Si todo lo demás falla, déjate crecer la barba.