Cómo usar crema de afeitar

Antes de entrar en cómo usar exactamente la crema de afeitar, hablemos un poco acerca de por qué usar jabón de afeitar desde un primer momento, los diferentes tipos y sus ventajas

Si vas a comenzar a afeitarte de forma manual, una de las más importantes decisiones que verás tomar es cuando usar jabón de afeitar o crema de afeitar. Ambas tienen pros y contras, qué veremos en detalle en este artículo. Pero básicamente estas son las razones principales para usar crema de afeitar sobre jabón de afeitar.

  • Es más rápido y conveniente. La crema de afeitar es básicamente jabón de afeitar pero una forma distinta (ya que ha sido emulsionada y tiene un tacto poroso) por lo que básicamente te han facilitado el trabajo.
  • Es más fácil. Esto es especialmente cierto en el caso de los principiantes. Se necesita un cierto nivel de habilidad para hacer espuma del jabón de afeitar, necesitarás practicar un poco antes de que consigas una espuma ideal. Las cremas de afeitar son básicamente jabón hecho espuma, por lo que se elimina parte del trabajo duro.
  • Es más segura. Si eres nuevo en esto del afeitado manual, usar crema puede ser un poco más seguro. Ya que además de crear la espuma por ti, tienda con tener mayores cantidades de glicerina lo que conlleva una afeitado mucho más fácil.

Estas son algunas de las razones por las que es probable quieras usar jabón de afeitar (No queremos convencerte ni nada, las cremas están bien. Solamente queremos saber tu opinión)

  • Tiene mayor duración. Normalmente los jabones de afeitar duran más. Esto es especialmente cierto si adquieres un jabón de triple molido (estos jabones han pasado a través del proceso de molido tres veces para endurecerlo y deshacerse de la humedad) al final acabarás ahorrando dinero
  • Es más tradicional. Afeitarse es toda una experiencia, no una obligación. Para nosotros el hacer la espuma usando un buen jabón de afeitar tradicional es parte de la diversión.
  • Las cremas de afeitar tienen una fecha de caducidad corta. Es parte de la naturaleza del producto. Las cremas de afeitar tienden a estropearse al poco tiempo. La vida de los jabones de afeitar mucho es mucho más larga.

¿Qué es lo que necesito?

Cómo usar crema de afeitar en 6 sencillos pasos

  1. Prepara tu espacio. Primero, asegúrate de que tu área de afeitado está limpia. Tú te pillo debería de estar en remojo en el fregadero, por lo que no quieres que haya bacterias y gérmenes flotando por allí. Después de tener tus productos listos, deja correr el agua hasta que se caliente. Llena la pila hasta la mitad. A pesar de que cada pila es diferente lo más importante es que debe ser capaz de sumergir tu brocha.
  2. Empapa tu brocha. Introduce tu cepillo en la pila llena de agua caliente. Al hacer esto suavizamos las cerdas y conseguimos que cojan agua, lo que es importante para hacer espuma.
  3. Humedece tu cara. Seguramente quieres que tu barba esté lista para el afeitado. Empaparla con agua caliente hace que esté más suave y flexible por lo que será más fácil de cortar. La mejor forma de hacerlo es darte una larga y agradable ducha. Aunque también puedes empapar una toalla en agua caliente y colocártela en la cara. Si prefieres la toalla humedece tu cara una o dos veces.
  4. Carga la brocha. Ya que vamos a hacer espuma (no todo el mundo prefiero hacer este proceso, porque el producto es más cremoso que el jabón de afeitar) vas a necesitar menos crema de la que piensas. Coge suficiente con tu cepillo, hasta cubrir la parte clara de las cerdas, aproximadamente unos 2 centímetros.
  5. Hacer espuma con la crema. Utilizando la brocha y la taza de afeitar, comienza batir la crema intentando conseguir un jabón más ligero. Este proceso dependerá de la calidad del producto. En el caso de las cremas de afeitar que son parecidas a gel, deberás batirlas durante más tiempo, en caso de necesitarlo, añadiremos agua. Lo que queremos conseguir es una espuma que parezca crema batida.
  6. Aplicar. Aplica la crema de afeitar en tu cara con la brocha realizando movimientos circulares. Disfruta el momento y tarda todo lo que quieras, el objetivo es lubricar completamente tu piel, barba y poros lo que hará tu afeitado mucho más confortable.

Las mejores cremas de afeitar

Al igual que con cualquier producto de afeitado, deberías experimentar hasta que encuentres el que se ajusta a ti ya tu cara. El rostro de cada uno es diferente, y es necesario un poco de prueba y error. Sin embargo, si buscas un lugar por dónde empezar, aquí te mostramos algunas de nuestras cremas de afeitar favoritas.

Recuerda ¡No le tengas miedo al jabón de afeitar! Te llevará un poco más de práctica, pero es mucho más divertido. Además, como hemos mencionado anteriormente, si utilizas el jabón adecuado te durará para siempre y probablemente te ahorres unos centimillos ¡Se me olvidaba! No te comas la crema de afeitar. Aparentemente todavía hay gente que lo hace.